6
Apr

El lobo y la oveja

   Escrito por: el guardián de la torre   en Fábulas

Cruzando montes y trepando cerros,
Aquí mato, allí robo,
Andaba cierto Lobo,
Hasta que dio en las manos de los perros.
Mordido y arrastrado
Fue de sus enemigos cruelmente;
Quedó con vida milagrosamente,
Mas inválido, al fin, y derrotado.
Iba el tiempo curando su dolencia;
El hambre al mismo tiempo le afligía;
Pero como cazar aún no podía,
Con las yerbas hacía penitencia.
Una Oveja pasaba, y él la dice:
«Amiga, ven acá, llega al momento;
Enfermo estoy y muero de sediento:
Socorre con el agua a este infelice.»
«¿Agua quieres que yo vaya a llevarte?
Le responde la Oveja recelosa;
Dime pues una cosa:
¿Sin duda que será para enjuagarte,
Limpiar bien el garguero,
Abrir el apetito,
Y tragarme después como a un pollito?
Anda, que te conozco, marrullero.»
Así dijo, y se fue; si no, la mata.
¡Cuánto importa saber con quién se trata!

Félix María Samaniego


1 Excaso2 Mejorable3 Me ha gustado4 Muy Bueno5 Excelente (Sin calificar aun, marca sobre las estrellas)
aun no has votado ¿quieres ser el primero en votar?
Loading...Loading...

Tags: , ,

Este post fue publicado - 6 April, 2008 - 14:33 y se encuentra en la categoria de Fábulas . Puedes seguir cualquier respuesta a este post a través del RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, or comentario desde tu propio sitio.

Deja un comentario.

Nombre (*)
Mail (no será publicado) (*)
URI
Comentario